¿Busca entrenamiento Lean en Español?

En Gemba Academy le brindamos una videoteca completa especializada en cursos como Introducción a Lean, las 5S, los 7 desperdicios, el Mapa de la Cadena de Valor y más.

Vea nuestros videos de introducción ¡de forma gratuita!

Escuela Lean

Tres maneras de "repartir a cada quien su pedazo de pan"

By Ana Cruz • March 22, 2019

Loaf
Artículo escrito por: Jon Miller
Traducción y adaptación: Ana Cruz

Read this article in English HERE!

Los humanos logramos más cosas en equipo. Desde la unidad más básica de la sociedad como la familia, hasta clubes deportivos, organizaciones sin fines de lucro, etc., cuando varias personas trabajan para lograr un objetivo común, es más fácil de lograrlo. Las cosas que una persona no puede lograr sola, con dos podemos hacerlo. Parece que si el equipo es bueno, más equipos es mejor. Y sin embargo, cuanto más grandes son los grupos, mayor será el riesgo de que se haga menos.

Hay muchas razones para esto, una de las cuales es el liderazgo deficiente que se adhiere a una agenda y se desconecta de los hechos, el propósito y las personas, incapaces de integrar a otros. Otra es la complejidad inherente de la coordinación de recursos en una gran organización, como el problema de la burocracia. Y hay una tercera razón que es mucho más generalizada y una amenaza común para la productividad en todos los niveles. "en grupos, hacemos menos".

El ingeniero agrícola francés del siglo XIX Maximilien Ringelmann descubrió y prestó su nombre al efecto Ringelmann, mejor conocido como "holgazanes sociales'. Esta es la tendencia de los individuos en un grupo a ser menos productivos a medida que aumenta el tamaño de su grupo. Este efecto ha sido confirmado de manera independiente a través de varios experimentos modernos y parece ser parte de la condición humana. Todos hemos viso (¿o hemos sido?) la persona que se distrae en una reunión, al fin que otros están llevando la carga del proyecto, o aquellos que pasan la vide creyendo que alguien más limpiará las cosas, votará en las elecciones políticas o se preocupará de arreglar las cosas.

Solo un tercio de las personas en las organizaciones modernas están comprometidas con su trabajo, lo que significa que dos tercios hacen casi lo mínimo, esperando que otra persona haga un payor esfuerzo. La creencia de que "alguien más lo hará" es exactamente lo contrario a la idea de propiedad o compromiso. Por un lado, esta es la naturaleza humana, guardamos nuestra energía para lo que es importante para nosotros. Si está claro que la mitad del equipo está tirando de la cuerda dos veces más fuerte, ¿por qué esforzarse? Esas otras personas nos ayudarán a llegar a la meta.

Por otro lado, hay mucho trabajo por hacer. Necesitamos que todos se comprometan a resolver los problemas del mundo, a brindar valor, a enseñas a los jóvenes, a cuidar de los ancianos y enfermos, a servirnos mutuamente a través de nuestro trabajo que hayamos elegido.

¿Cómo pueden los líderes de quipos contrarrestar esta holgazanería social?

Primero, debemos mostrar a cada persona que su contribución es importante. Cuanto más grande sea la organización, más importante se vuelve esto. Si el trabajo de cada persona no contribuye ningunead valor, no tienen un propósito, los procesos deben ser rediseñados y las personas re dirigidas. Los líderes que establezcan metas grupales que sean relacionarles y sensibles serán recompensados con un mejor compromiso.

En segundo lugar, podemos esforzarnos por hacer que el trabajo sea desafiante, interesante y estimulante. Estas cosas, por definición, crean compromiso. Esto es diferente a dar a las personas "desafíos" o metas de extra tareas de arriba hacia abajo sin contexto individual. El simple hecho de pedirle a alguien que piense en lo que puede hacer para resolver su pequeña parte del problema mayor, o contribuir a un esfuerzo mayor, estimula e involucra a las personas.

Tercero, los líderes deben crear un entorno en el que los miembros individuales puedan ver y creer que los demás están comprometidos y haciendo lo posible. Cuando esto es cierto, la prueba social fortalece el compromiso. Cuando está claro que algunas personas no son activas, la charla entre ellos mismos ayuda a desafiar, interesar y comprometer a las personas.

El respeto por la humanidad significa reconocer la ciencia básica detrás de la motivación humana, la productividad y el compromiso. Significa diseñar el trabajo de manera que nos ayude a hacer nuestro mejor esfuerzo. En resumen, los líderes deben aprender sobre su gente y cómo ayudar a cada persona a cortar su pedacito de pan.