¿Qué significa "Mide dos veces, corta solo una vez"?

By Ana Cruz • December 14, 2018

Artículo escrito por: Jon Miller

Traducción y adaptación: Ana Cruz

Read this article in English HERE!

La semana pasada estuve revisando algunos de nuestros viejos Podcasts y entrevistas con practicantes de Lean. A nuestro presentador Ron Pereira, siempre le gusta hacer una serie de preguntas cortas y rápidas. Una de mis favoritas es "¿cuál es el mejor consejo que has recibido"? No solo son útiles los consejos que comparten, sino que además responden a la pregunta que nos ofrece información sobre esa persona.

Esto me hizo reflexionar sobre los consejos que he recibido a lo largo de los años. ¿Cuáles consejos se han quedado conmigo? puede que estos consejos sean el resultado de lo que en la actualidad soy, o los trabajos de mejora continua que he llevado a cabo, pero el consejo de "medir dos veces, cortar una sola vez" me vino a la mente inmediatamente. Es algo que mi padre me repitió hace más de 30 años, cuando me enseño el oficio de la carpintería.

Hoy en día, las medidas o cortes que hago no son ni de madera ni de metal. Son de prioridades, tiempo y rendimiento. Para aquellos de nosotros que no trabajamos con herramientas de corte, ¿qué significa "medir dos veces y cortar una sola vez"? Ciertamente, planificar nuestro día, nuestras metas y asignar las principales prioridades para nuestras horas disponibles, es una forma de medición antes de comenzar a cortar. Cuando nos tomamos el tiempo para aclarar y estratificar un problema, después ir a ver y trabajar a partir de los datos para seleccionar las causas que queremos abordar, en lugar de solo saltar a solucionar el problema, sí, esta es na forma de medir dos veces y cortar una vez. Pero cada vez más, no estoy tan convencido de que este sea un buen consejo para todas las situaciones.

¿Qué pasa si hay poca o ninguna consecuencia al cortar dos veces?

Cuando nos enfrentamos a decisiones irreversibles como cortar un trozo de madera, tiene sentido "medir dos veces, cortar una sola vez" porque esto puede ayudar a evitar el desperdicio de materiales y re trabajo a causa de un corte incorrecto. Pero también hay casos en los que podemos actuar, evaluar el resultado, re orientarlo e intentar de nuevo, con un costo comparativamente pequeño por el "recortar". Esto es cierto para trabajos con alta incertidumbre y alto impacto, como investigación y desarrollo, experimentación o esfuerzos para ingresar a nuevos mercados. Tiene más sentido "medir, cortar, medir" que retrasar el corte hasta que tengamos plena certeza. El concepto Lean Startup de lanzar un producto mínimo viable y recopilar comentarios de los usuarios, es un ejemplo de esto.

¿Qué pasa si el costo de la medición es bastante alto?

Las organizaciones que ponen un alto precio personal en el fracaso, son lentas para adaptarse y cambiar. Una dependencia excesiva en el análisis conduce a la parálisis. Una de las razones por las cuales el formato de evento Kaizen de 5 días es tan efectivo, es que existe una serie de cortes de medida, corte de medida, o ciclo PDCA que nos permiten realizar un progreso significativo a partir de información imperfecta. Cuando creamos mapas de flujo de valor, tampoco nos preocupamos por la medición precisa de los datos, porque queremos ver el panorama general, ver las grandes fallas del sistema y desarrollar un consenso sobre qué hacer. Estas cosas se basan en el hecho de que hay una gran cantidad de desperdicios obvios en un flujo de valor típico en el que podemos aplicar Kaizen, y que el "simplemente hazlo" nos llevará a un largo camino, incluso sin una medición precisa de la condición de inicio. Cuando ese no es el caso, un enfoque exhaustivo y analítico de "medir dos veces, cortar una sola vez" sirve mejor.

¿Qué pasa si obtenemos resultados diferentes cada vez que medimos?

Una cinta métrica típica tiene una punta ajustable de 1/16 que se usa para enganchar en el borde de una pieza de madera. Está allí por un propósito. Pero se mueve dentro y fuera de 1/16. ¿Cuál es el ancho de nuestra hoja de sierra? ¿Estamos mirando la cinta de forma horizontal, o de lado? A menos que entendamos cómo estos elementos trabajan juntos, nuestra medición no será precisa.

¿Cómo sabemos que nuestro método de medición es lo suficientemente preciso?

En términos de mejora continua, es por esto que debemos realizar un MSA (análisis del sistema de medición) para determinar cuánta variación es inherente a nuestro proceso de medición. "Medir dos veces" tiene poco valor si el resultado varía cada vez.

El consejo de "medir dos veces, cortar una sola vez" me ha ahorrado tiempo y materiales. Sin embargo, cada vez que una tarea tarda más de lo esperado, o me encuentro haciendo un re trabajo, parece ser porque no he prestado atención a no he adoptado este consejo.