Kata en el salón de clases

Por Ana Cruz • October 12, 2018

Artículo escrito por: Ron Pereira
Traducción y adaptación: Ana Cruz

Read this article in english HERE!

Recientemente impartí un curso sobre "Kata en el salón de clases" a un grupo de estudiantes de entre 7 a 13 años de edad.

No sabía que esperar de la clase, especialmente porque la diferencia de edades era grande. Pero, al basarme en la retroalimentación de los estudiantes y de los padres, me sentí mucho más seguro de que el taller fue todo un éxito. Grabamos todo en video y produciremos un documental corto sobre nuestra experiencia  ¡Estén atentos!

Y pueden encontrar todo el material para esta clase, completamente gratis en KataToGrow.com, así que si son practicantes de CI (Mejora Continua) les recomendamos ampliamente el impartir su propia clase. Y quiero aclarar que KiC no es solamente para niños. Yo mismo he experimentado la clase como estudiante y Mike Rother impartirá este mismo taller 3 veces en la conferencia AME  a finales de este mes.

Mi enfoque

Tenía 2 horas para llevar a cabo la clase, lo cual fue perfecto ya que nos brindaba suficiente tiempo para que los niños hicieran 5 rondas de experimentos.  Y ahora que reflexiono, me doy cuenta de que pase mucho tiempo en la parte de enseñanza. Los niños no estaban muy interesados en escuchar mi parte didáctica... especialmente cuando saque los rompecabezas de la caja.  Así que si vuelvo a impartir esta clase, agilizaré un poco más la parte de lectura. 

Utilice la misma presentación de Power Point que Mike nos brinda en la página web de KiC. No vi que necesitara ninguna actualización así que simplemente decidí utilizar la misma. Dicha presentación te lleva a través de los pasos y además incluye tiempos para cada sesión de construcción, lo cual es de mucha ayuda.

Qué aprendí

Y mientras los niños se divertían armando el rompecabezas, yo aprendí unas cuantas cosas.

Primero, los niños estaban muy emocionados de participar en la sesión de entrenamiento. Teníamos 3 mesas con 5 niños cada una, así que le pedí a cada mesa que entrenara a otra mesa después de unas cuantas rondas. Incluso mi hijo de 7 años, quien también estaba participando, fue capaz de contestar algunas preguntas de manera muy fácil, y lo disfrutó mucho.

En segundo lugar, los niños eran altamente competitivos. La mesa llena de niños querían ganarle a las niñas (no lo lograron). Y ya que esto es probablemente natural, lo cual está bien, estoy reflexionando en cómo hacer este ejercicio menos competitivo y más enfocado en progreso para alcanzar un objetivo que cada equipo se proponga.

1

En tercer lugar, creo que agregarle un poquito más de tiempo después de cada ronda para reflexionar en lo que aprendió el equipo de su experimento, le agregará mucho valor. Actualmente, cada ronda es de 3 minutos. Durante estos 3 minutos el equipo debe "ejecutar el experimento" de poner las piezas del rompecabezas en su lugar, lo cuál toma de 20 a 40 segundos. Después, durante el tiempo que les queda planean su próximo experimento. 

Y finalmente, la cuarta cosa que aprendí es que nunca debemos de subestimar a los niños, ya que son muy capaces. Me sorprendió lo rápido que comprendieron la rutina de Toyota Kata y cómo puede beneficiar su vida desde ahora e impactar su futuro.

Espero poder llevar a cabo muchos más de estos talleres con niños... y sí, también los grandes son bienvenidos. De hecho, si te gustaría que ejecutemos un taller similar o tal vez, un taller más al estilo de Toyota Kata, contáctenos y con mucho gusto nos comunicamos con ustedes.