¿Por qué necesitamos formular una hipótesis?

By Ana Cruz • August 24, 2018

Artículo escrito por: Jon Miller
Traducción y adaptación: Ana Cruz

¿Por qué tenemos que formular una hipótesis? Porque así es como funciona el método científico. ¿Por qué tenemos que seguir el método científico? Porque así es como resolvemos problemas complejos o novedosos de manera más efectiva. ¿Por qué lo hacemos así? Porque probamos y refinamos nuestra hipótesis. Vamos en círculos. Uno de mis clientes desafió la afirmación de que era necesario declarar explícitamente que el método de resolución de problemas de su organización es científico. La resistencia al uso del término "Lean", terminología japonesa y acrónimos comunes como DMAIC o SMED sigue siendo bastante común. Pero esta objeción al "método científico" era nueva. 

Ella argumentó que para sus colegas que eran científicos, ingenieros o investigadores con experiencia en el método científico, enfatizar esa frase parecía redundante, demasiado familiar, haciendo que la construcción de una nueva cultura de mejora continua sea difícil de vender. Para los trabajadores sin esa educación, el término método científico parecería intimidarte. El creativo, el artista parece molestarse por la rigidez implícita de la "ciencia". El liderazgo posicionaría mentalmente "ciencia" debajo de "estratégico" y perdería interés. ¿Por qué no simplemente especificar las actividades generales en cada paso, como definir el problema en el idioma del cliente, aclarar el problema en términos de una brecha, desglosar el problema en sus componentes, buscar causas raíz, etc.? Sus preocupaciones parecían validad, pero sospechaba que resolver el problema de la resistencia a las palabras "método científico" crearía otros problemas.

Sin la disciplina del método científico nos apresuramos a resolver problemas. Confiamos en nuestra experiencia o habilidades. Creemos que sabemos la respuesta o que somos lo suficientemente inteligentes como para resolverlo. Si no tenemos cuidado, llegamos a asociar la solución a nuestro propio sentido de autoestima o ego. Tener la razón puede llegar a ser más importante que resolver el problema. Podemos estar en lo cierto. Nuestra intuición, creatividad y experiencia pueden resolver el problema. Pero todos estamos equivocados al menos la mitad del tiempo. 

¿Qué sucede cuando resolvemos problemas sin seguir explícitamente el método científico?

  • Estamos equivocados, pero no esta clara la razón del por qué
  • Necesitados justificar, defender, poner excusas o desviar la culpa por estar equivocados
  • Gastamos energía mental reinando nuestro ego, recuperándonos de estar equivocados
  • Nos volvemos sordos a las observaciones e ideas de otros

Está bien estar equivocado, pero no esta bien equivocarse en el camino equivocado. Hay una manera correcta y una incorrecta de equivocarse. Y la hipótesis es una herramienta para ayudarlo a estar equivocado de la manera correcta. Una hipótesis es una respuesta tentativa y comprobable a una pregunta científica. Es una suposición adecuada.

¿Qué significa "estar equivocado de la manera correcta"?

  • Proponemos una respuesta tentativa comprobable a una pregunta
  • Sabemos que podríamos estar equivocados y no nos sentimos amenazados por eso
  • Tenemos la intención de probar qué esta bien y qué esta mal, no defender nuestra creencia
  • No necesitamos dar excusas cuando estamos equivocados
  • Tenemos claro qué relación de causa y efecto estamos probando
  • Reunimos y compartimos datos de una manera que invita a otros a examinar y contribuir

La palabra hipótesis proviene del grito "fundación". Una hipótesis no pretende ser la respuesta final, solo el comienzo de la investigación. El acto de establecer una hipótesis nos permite estructurar nuestro pensamiento de tal manera que podamos aprender con seguridad las lecciones correctas de los fallos. Esto parece un pequeño precio a pagar por hacer y esforzarse por superar cualquier aversión que podamos tener al agregar "método científico" a nuestro vocabulario permanente.