Cómo un poquito de compasión mejora los resultados

Por Ana Cruz • August 17, 2018

Artículo escrito por: Jon Miller
Traducción y adaptación: Ana Cruz

En un inspirador video de TED, Stephen Trzeciak, un médico de cuidados intensivos en Cooper University Health Care en Camden, M.J. explica cómo 40 segundos de compasión podrían salvar una vida. Y comienza diciendo: "En el cuidado de la salud, estamos en medio de una crisis de compasión". Hoy, casi la mitad de los estadounidenses cree que los proveedores de atención médica no son compasivos. Una de las causas son los requisitos electrónicos de mantenimiento de registros médicos, lo que hace que los médicos pasen más tiempo mirando computadoras que mirando a la gente a los ojos. Otra es que el 56% de los médicos, creen que no tienen tiempo para ser compasivos.

¿La compasión realmente importa? ¿Cuál es la evidencia? El Dr. Trzeciak presenta la ciencia de cómo la compasión puede reducir el dolor, el estrés y mejorar la calidad de los resultados de la atención médica, y reducir los gastos totales de atención médica. En un estudio, cuando los pacientes respondieron "Si" a la pregunta "¿su médico lo conoce como persona?, hubo un 33% más de probabilidad de cumplir con el medicamento y mejores resultados como consecuencia. 

Y parece una tarea simple el pasar más tiempo hablando con los pacientes. Pero los médicos pueden estar sobrecargados, incluso cerca del agotamiento. Además, si quisieran mostrar compasión, puede haber el temor de si acercarse demasiado a un paciente que está sufriendo, puede traerles una carga emocional fuerte. Puede parecer una opción racional no "acercarse demasiado" mostrando más compasión de la que un médico tiene capacidad en un día determinado.

¿Cuánto tiempo requiere una expresión significativa de compasión? La verdadera pregunta es ¿cuál es el mínimo de tiempo? Y la respuesta es sorprendente. Un estudio mostró que cuando un oncólogo pasó unos momentos al principio y al final de una consulta diciendo unas palabras a los pacientes con cáncer mostrando compasión y comprensión por su sufrimiento físico y emocional, los pacientes informaron menos ansiedad. Estas pocas palabras tomaron un total de 40 segundos.

Basados en los hallazgos científicos, el Dr. Trzeciak realizó un experimento sobre sí mismo, y descubrió que al tratar de mostrar este mínimo de compasión por los demás, también reducía su propia preocupación y estrés, mejoraba el bienestar y reducía la amenaza de agotamiento. Y concluyo su charla diciendo "No tienen que ser un trabajador del sector de salud para sentirse agotados", y nos animó a probar la hipótesis de la compasión por nosotros mismos. "Observen quienes los rodean en necesidad de compasión, y bríndenles 40 segundos de su compasión. Y vean cómo transforma su experiencia". 

No todos nosotros estamos en el sector de salvar vidas, pero aún así podemos poner a prueba la hipótesis de la compasión. En el contexto de la mejora de procesos, la innovación, el desarrollo de las personas, la transformación Lean o cualquier tipo de cambio organizacional, habrá personas que experimenten miedo, estrés y preocupación. Esto es cierto tanto para las personas que lideran el esfuerzo de cambio, como para las personas que pueden sentir que los cambios se les están imponiendo a ellos. ¿ Cuántos segundos de compasión podrían hacer una diferencia significativa en su área de trabajo? Los invito a probar y descubrir, y 40 segundos suena como un buen punto de inicio.