Navegando a toda vela

By Ana Cruz • July 6, 2018

Artículo escrito por: Steve Kane
Traducción y adaptación: Ana Cruz

Read this article in english HERE.

El comenzar a implementar Lean en cualquier organización, involucra muchos desafíos a todos los niveles. A menudo, los pasos más importantes del Lean Journey ni siquiera son reconocidos.

Muchas personas piensan que una buena forma de comenzar es con la implementación de las 5S's. Y si, es una excelente manera de comenzar prácticas de mejora y rutinas diarias con resultados rápidos. Incluso cuando la organización comienza con 5S's, no se da cuenta de que el viaje no comenzó ahí. Comprender como comenzó el viaje, es parte importante para su continuidad.

Cambiar la forma en la que opera una organización - cambiando la forma en que las personas piensan y trabajan - no es una cuestión trivial. Pasar de la vieja forma de hacer las cosas a la práctica de 5S's ya es un gran logro. 5S's en cualquier organización, no comenzó con 5S's, comenzó con liderazgo.

En algún momento un líder tomó la decisión de comenzar un camino con Lean: apuntar la proa del barco en un azimut especifico y zarpar. Piensen en todos los comandos dados por el capitán de la nave en cualquier película de embarcaciones del siglo XVIII que hayan visto.

El capitán grita una orden, por lo general al primer oficial, para "establecer el rumbo tres seis cero y zarpa a toda vela". El primer oficial daría la orden de dirigir el barco en la dirección correcta hacia el timonel, quien luego comienza a girar la rueda. Luego daría la orden de zarpar a toda vela hacia el compañero del contramaestre. El compañero del contramaestre daría la orden a los contramaestres, y así sucesivamente.

Conseguir que el barco girara y se pusiera en marcha, aunque pareciera sencillo, no fue tarea fácil. Tomó entrenamiento, ejercicio, disciplina profesional, un propósito compartido y liderazgo para que esto sucediera. Piensen en todas las cosas que los marineros están entrenados para hacer antes de empezar a tripular un barco.

En el ambiente laboral moderno, no trabajamos del mismo modo que los marineros del siglo XVIII. Si bien, el ambiente de trabajo es un poco más relajado, existen muchos de los mismos elementos de gestión organizacional.

Hay un video específico de Paul Akers mostrando Two Second Lean en Fast Cap. Paul explica en el video que cada día habla con cada uno de sus empleados para ver la mejora de dos segundos que crearon. Si bien, la atención se centra en la mejora realizada por cada empleado, se para por alto un elemento importante.

La rutina de liderazgo de Paul pasa por alto fácilmente. Es casi como un ilusionista jugando truco de cartas. Lo que esta sucediendo realmente, mientras cada empleado esta haciendo pequeñas mejoras todos los días, es que Paul demuestra continuamente lo que es importante para la organización. Él verifica que cada persona entienda la dirección, entrena y apoya a aquellos que podrían estar luchando con algún aspecto de su trabajo al ayudarlos a volver a pensar en los principios de la organización. Paul muestra respeto al hablar con ellos a diario, felicita a aquellos que hicieron la mejora y alienta a aquellos que todavía no comprenden bien la idea.

El camino Lean que comienza con las 5S's en realidad comienza mucho antes de que todo se clasifique. Establecer la dirección, alinear el liderazgo, enseñar, controlar el progreso, entrenar y alentar a las personas como una cuestión de rutina también está sucediendo antes de que el barco realmente se ponga en marcha. Continúa hasta que el barco llega a su destino, aunque tenemos que mencionar que el camino Lean o de mejora continua, jamás tiene un final.