Aprende, crece y comparte

By Ana Cruz • March 23, 2018

Artículo escrito por: Ron Pereira

Traducción: Ana Cruz

Read this article in english HERE.

Anoche tuve el sueño más extraño. Normalmente no recuerdo mis sueños... pero este sí. Estaba hablando con alguien sobre la mejora continua. No estoy seguro de quien era este hombre... pero en mi sueño parecía conocerlo. En fin, durante nuestra conversación me dijo: "Ron, solo hay tres cosas que los pensadores Lean necesitamos recordar; debemos aprender, crecer y compartir".

Segundos después, mi hija de 5 años de edad me golpeó la cabeza y se las ingenió para meterse en la cama de mamá y papá... así que no tengo ni idea de cual fue mi respuesta en el sueño. Pero, mientras estaba allí reflexionando sobre este mensaje, me di cuenta de que tenía mucho sentido.

Como pensadores Lean, tenemos que aprender. Si ponen atención al marco de trabajo de Toyota Kata, pueden pensar que es una metodología de resolución de problemas. Pero no es así. Si en última instancia los problemas se contrarrestan como resultado de la práctica de coaching y mejora con Kata, PPS (resolución práctica de problemas) e inclusive DMAIC de Seis Sigma, el objetivo es uno... "aprender". Si no podemos aprender lo suficiente del proceso, qué funciona y qué no funciona, bueno, podríamos resolver casi todo. En otras palabras, la empresa que aprende más rápido que sus competidores, definitivamente tienen una ventaja sobre ellos.

Una vez que hemos aprendido, es hora de crecer con el conocimiento adquirido. Si el experimento no salió como esperabas... ¡fantástico! puedes aprender y crecer de la experiencia. Y si tienes un mes record de ventas... ¡fantástico! puedes aprender y crecer de la experiencia. Entonces, este es el punto que el hombre en mi sueño estaba tratando de explicarme (¡creo!)... aprender sin crecimiento no tiene sentido.

Finalmente, después de aprender y crecer, es hora de compartir las buenas nuevas con tantas personas como podamos. Nuestro mundo necesita una mejora continua, desesperadamente. Si ustedes están leyendo este artículo, lo más probable es que estén REALMENTE inmersos en la mejora continua. ¡Así que no esperen! salgan y ofrezcan ayuda a quienes los rodean. Definitivamente ayuden a la compañía que paga su salario, Pero comuníquense también con otras personas de su comunidad que necesiten lo que ustedes pueden ofrecer. Den ese primer paso. 

Lo bueno es que una vez que dan ese primer paso para aprender, crecer y compartir, simplemente tendrán que repetir ese círculo.