Otra palabra para definir "Problema"

Por Ana Cruz • July 14, 2017

Artículo escrito por: Jon Miller

Traducción: Ana Cruz

¿Con qué otra palabra podríamos describir "problema"? ¿qué les parece 'oportunidad'? ¿situación? o tal vez ¿desafío? Cada vez que escucho esta pregunta creo que definitivamente es un indicador de un problema cultural. A diferencia de las organizaciones de pensamiento Lean, las organizaciones tradicionales definen 'problema' como algo malo. Si a alguien se le da la responsabilidad de un problema, eso significa que recibirá un castigo. Y si se habla de oportunidades o retos, recibirán una recompensa. Estas alternativas son una mejor opción para ellos, por lo que podemos comprender la connotación negativa que le dan a la palabra problema.

Las organizaciones se mantienen vivas a través de una combinación de innovación y resolución de problemas. Ambos tienen como objetivo la eliminación de variables. En el caso de la resolución de problemas, eliminar la variable entre un rendimiento estándar o esperado y la situación actual de bajo rendimiento. En el caso de la innovación, la variable entre la situación actual aceptada y un futuro más deseable. Ya sea que corrijamos las quejas de los clientes o creamos nuevos productos y servicios para satisfacer necesidades aun no percibidas, y si tenemos éxito en ello, estamos resolviendo problemas. ¿Entonces por qué muchas organizaciones, inclusive aquellas que practican Lean, evitan usar la palabra "problema" para hablar de su brecha o margen?

問題が無い事が最大の問題

La expresión "no tener problemas, es el problema más grande" ha sido atribuida a varios gurus de Lean de Toyota. Un estado de complacencia, satisfacción con el estatus quo, o ceguera intencional a los problemas que la cultura de una organización puede enfrentar. Mostrando claramente que estamos ciegos ante una crisis inminente. Cuando todo parece estar tan bien, no vemos ningún problema, reducimos nuestra sensibilidad a detectar desviaciones. Esto permite que la desviación sea aceptada como normal y eventualmente perdemos nuestra capacidad de sentir lo correcto y incorrecto. Perdemos nuestra capacidad para responder a los problemas actuales y anticipar los riesgos futuros. Esta es la razón por la cual los practicantes de Lean incitan a la gente a no referirse a los problemas como algo malo, si no como algo positivo, desafíos, situaciones u oportunidades.

La palabra japonesa para problema es 'mondai' (問題). También significa "cuestión" o "pregunta", como por ejemplo las preguntas de un examen. Es posible que otros lenguajes también usen una sola palabra para describir problemas. De hecho, llamamos a las preguntas aritméticas "problemas de matemáticas". Pero en la clase de literatura, se conocen como preguntas de desarrollo, y en historia preguntas de opción multiple, en lugar de problemas. Los oradores japoneses no se confunden cuando escuchan la palabra 'mondai'. El significado de la palabra es obvio en su contexto. Si el profesor le pide a alguien que lea su respuesta a mondai número 23, se refiere a una pregunta del examen. Si el gerente de la planta entra en la sala y dice : "Tenemos un gran mondai en la prensa de 200 toneladas", es una anormalidad en la producción. ¿Cómo difiere el contexto de resolución de problemas entre las culturas, orígenes nacionales, locales y organizacionales? ¿las personas que crecieron asociando mondai estrechamente con 'responder a esta pregunta; en lugar de 'estamos en problemas' responden de manera diferente cuando se enfrentan con problemas en el trabajo?

Existe un poco de controversia respecto a lo que la gente de Toyota se refería cuando dijeron la frase que 'no tener problemas es un gran problema'. Sin embargo, hay una manera más  simple de entender esto. Para aquellos que luchan para hablar claramente sobre los problemas, les sugiero la frase "no hacer preguntas, es el mayor problema'.

Por otro lado, necesitamos construir culturas organizacionales en las que sea bueno hablar de nuestros problemas y llamarlos por su nombre: problemas. Además necesitamos desarrollar la actitud de que los los errores son oportunidades para hacer preguntas, aprender y corregir la situación. Tal vez lo más importante es que tenemos que tratar los problemas como las preguntas del examen, que se pueden resolver de varias maneras, pero tienen respuestas correctas e incorrectas. Lo peor que podemos hacer es alejarnos de los problemas o evadirlos y dirigirnos inmediatamente a soluciones, políticas e ideologías sin antes poner a la vista la situación verdadera u sus mecanismos fundamentales de causa y efecto. No importa la palabra que usemos para etiquetar nuestros problemas, lo importante es lo que vamos a hacer una vez que los reconocemos. Enfrentar nuestros problemas requiere hacer preguntas. Tener una mentalidad de "no hacer preguntas, es el problema más grande", nos ayuda a identificar los márgenes para poder mejorar o innovar. 


¡Déjanos tus comentarios dando CLIC AQUÍ!

Read this article in English HERE!