La 'Gratitud' es el corazón del 'Respeto'

Por Ana Cruz • February 24, 2017

Artículo escrito por: Jon Miller

Traducción: Ana Cruz

Aquellos de nosotros que seguimos el modelo gerencial Lean de Toyota Way reconocemos 2 elementos clave: la mejora continua y el respeto por la gente. 

Cada uno de estos elementos se dividen en principios y practicas más detalladas. La mejora continua incluye desafío, Kaizen y Genchi Genbutsu. El respeto por la gente involucra trabajo en equipo y respeto. El  respeto por las personas se denomina también como respeto mutuo. En cualquier caso, el respeto es el menos concreto de estos elementos.  Y tal vez esta es la razón por la que no lo practicamos lo suficiente como deberíamos hacerlo.

A menudo la mejora continua nos anima a mirar el lado negativo de las cosas. ¿Qué nos molesta?, ¿Dónde esta el desperdicio?, ¿Qué problema estamos tratando de resolver?,¿Qué no generó ganancias?, ¿Qué esta haciendo infelices a los clientes? Si bien, el observar con ojo crítico la realidad es crucial para el éxito de la mejora continua, esta negatividad puede hacer que la gente se ponga a la defensiva y pierda la motivación. Además de la mejora continua también  es necesario incluir el respeto por las personas  para que podamos avanzar hacia adelante. 

Una celebración estadounidense muy popular nos enseña un poco sobre este tema. Durante el día de 'Acción de gracias', nos reunimos al rededor de una mesa donde compartimos comida con amigos y familiares. Y siendo sinceros, muchas veces no estamos de acuerdo con los pensamientos o forma de actuar  de algunos de ellos. Sin embargo, a pesar de esas diferencias, estamos agradecidos de tenerlos en nuestras vidas. ¿Qué tan difícil seria tener una cena de este tipo si no estamos celebrando el día de 'Acción de gracias'?, ¿Podríamos tener tolerancia y respeto por los demás en nuestro día a día?

Pues de la misma manera como somos capaces de dejar a un lado nuestras emociones y ser objetivos y entender el propósito de esta cena, debemos comenzar por respetar a las personas en general, ya sea en nuestra vida diaria y por supuesto en nuestro entorno laboral, para poder de manera respetuosa discutir nuestras diferencias y buscar soluciones para mejorar nuestra realidad.

Palabras como: 'gracias por venir a trabajar', 'gracias por seguir el estándar', 'gracias por ser consciente de la seguridad', 'gracias por lo que hiciste por este cliente', 'valoro tu trabajo', 'tranquilo, no lo tomes de forma personal' ... demuestran que apreciamos a las personas, y ¿Cómo les demostramos respeto?, bueno, por qué la apreciación es el corazón del respeto.

Y en lugar de solamente dar gracias un día al año y porque es una tradición, debemos ser agradecidos día a día como parte de nuestro camino de mejora continua. Los reto a que encuentren una razón todos los días para estar agradecidos y además expresarlo a los demás.